Por qué los casinos en línea de EE. UU. son superiores

En 1996, la explosión de los juegos de casino en línea se extendió por todo el mundo. Estados Unidos había sido una gran parte de esto, y muchos jugadores habían recurrido a los casinos en línea para todos sus juegos. Durante muchos años, estos casinos se siguieron jugando sin cesar. Desafortunadamente, en 2006, se aprobó una legislación que dificultó un poco que los casinos en línea siguieran funcionando. Esta legislación, introducida a escondidas a través de la Ley de puerto seguro, se llamaría Ley de aplicación de juegos de azar ilegales en Internet, y se convirtió en una espina clavada para el jugador en línea, el casino en línea y todos los procesadores de pagos allí.

La Ley de Ejecución de Juegos de Azar Ilegales en Internet de 2006, o UIGEA, había prohibido, en pocas palabras, a los bancos y procesadores de pagos procesar transacciones que se correlacionarían con juegos de azar en línea. Esto no solo ha complicado cargar cuentas, sino también retirar. Si bien los casinos en línea de EE. UU. continuaron operando, tuvieron que usar procesadores de pago que evitarían estas restricciones. Lamentablemente, la UIGEA ni siquiera entró en vigencia hasta diciembre de 2009, aunque se pensó que las implicaciones de la legislación serían nada menos que catastróficas para muchas compañías de juegos de azar en línea, especialmente aquellas que dependían en gran medida del mercado de los Estados Unidos.

La UIGEA había paralizado muchas de las operaciones en todo el mundo que utilizaban el mercado estadounidense para mantenerse a la cabeza en cuanto a ganancias, mientras mantenía las pérdidas a un nivel bajo. Las implicaciones fueron profundas y dañaron a muchas empresas que operan estos casinos. No solo algunos de los casinos en línea más grandes que cotizan en bolsa sufrieron un gran impacto en el precio por acción, lo que a su vez perjudicó a los accionistas de esas empresas, sino que también costó a las empresas las ganancias del mercado de los Estados Unidos. PartyGaming me viene a la mente específicamente, aunque otras grandes empresas de juegos de azar se han visto afectadas. Además, muchos ejecutivos a cargo de varios de los casinos en línea, incluido Anurag Dikshit, uno de los primeros fundadores de PartyGaming, habían sido acusados ​​y multados por su participación en los juegos de azar en línea, a pesar de que estas empresas tenían su sede fuera de los Estados Unidos. estados Los procesadores de pagos también se vieron afectados significativamente, ya que muchas de estas compañías financieras sufrieron un duro golpe por la persecución federal que, en algunos casos, ascendió a cientos de millones de dólares en incautaciones. Lamentablemente, la UIGEA ni siquiera había sido invocada en muchas de estas incautaciones. Más bien, la Ley de Cables de 1961, una ley que se aprobó años antes de que Internet comenzara a convertirse en lo que vemos hoy.

A pesar de las leyes que habían comenzado a inhibir los juegos de casino en línea, muchos casinos en línea continuaron aceptando jugadores de EE. UU. Si bien varias de las marcas más grandes de casino en línea habían sido eliminadas del mercado de los Estados Unidos, muchas otras se mantuvieron firmes en su dedicación para ofrecer juegos de casino en el mercado estadounidense. Aunque todavía hay casinos en línea que operan en los EE. UU., la elección se ha vuelto limitada. Para centrarse en un mercado marginal, los casinos en línea que aceptaban jugadores estadounidenses debían brindar un servicio de mayor calidad. Habiendo dicho eso, esos casinos en línea han tenido que superar las formas más antiguas de software de casino que se habían retirado del mercado estadounidense.

Actualmente hay tres marcas principales de software de casino que aún no han dejado de operar en los Estados Unidos. Estas marcas no tienen intención de abandonar el mercado estadounidense, y aun así superan a aquellas que ya han dejado a los jugadores de EE.

UU. altos y secos. Real Time Gaming, o RTG, Rival Gaming, o simplemente Rival, y Odds On, también conocida como Vegas Technology, son los tres tipos de software de casino que aún aceptan los estadounidenses. Cada uno tiene sus propias características únicas, aunque universalmente superan a aquellos que han dejado atrás los Estados Unidos, incluidos Microgaming, Playtech y otros. Si bien algunos de los casinos individuales que operan bajo estas marcas han decidido no contentarse con el argumento del gobierno de los Estados Unidos, casi todos continúan brindando a los jugadores estadounidenses juegos de casino de alta calidad.

Los casinos con tecnología RTG son uno de los tres mejores. Los juegos en tiempo real han brindado juegos de alta calidad a los jugadores de todo Estados Unidos. Su superioridad viene a través de la elocuencia digital de sus juegos. En lugar de ofrecer tragamonedas y juegos de mesa aburridos e insípidos, han tomado medidas para garantizar que cada jugador disfrute de los gráficos fluidos y del juego de su casino. Los casinos Real Time Gaming brindan a sus jugadores suficiente diversidad para seguir entretenidos, así como enormes bonificaciones para sus jugadores. Los casinos fuera de los Estados Unidos, particularmente los casinos de Microgaming, casi siempre se quedarán cortos en términos de bonos. A través de la seguridad integrada, estos casinos bajo la marca RTG también siguen siendo los más seguros.

Previous post Juegos de Casino