Somos parte de la Alianza por la Salud Alimentaria que agrupa un conjunto de asociaciones civiles, organizaciones sociales y profesionistas preocupados por la epidemia de sobrepeso y obesidad en México, que afecta a la mayor parte de la población, y la desnutrición, que impacta a un alto porcentaje de las familias más pobres, así como los riesgos que presentan estas realidades para la población y la viabilidad sanitaria y financiera de nuestro país.

Actualmente promovemos  el establecimiento de un impuesto a los refrescos para destinar estos recursos a la instalación de bebederos de agua en escuelas y espacios públicos, así como a la atención de la obesidad, la diabetes y sus consecuencias. y otras políticas publicas en defensa de los consumidores y contra los grandes monopolios