Avances en la construcción de una Agenda Política de las Mujeres Barzonistas

“bienvenida-o a este espacio de ternura, bienvenida-o a este espacio de construcción de complicidades, bienvenida –o a este espacio de hacer y pensar la política de manera diferente, bienvenida-o a este espacio para ser felices”

Con las palabras arriba anotadas comenzaron todos los talleres de Equidad de Género II, impulsados por el Barzón Nacional con el auspicio de la SAGARPA, y cuyo eje estuvo en los Liderazgos y la construcción de las Agendas Políticas de las Mujeres Barzonistas.

Y es que se trató en todo momento de abrir todas las ventanas posibles para comprender la política como espacio también de todas las mujeres, en donde lo personal es político, donde, sobre la base de la confianza y la ternura, se puede y debe discutir la vida real e imaginar la futura, hasta llegar a las tan traídas y llevadas políticas públicas, comenzando por casa.

Dándole seguimiento a nuestra línea barzonista de trabajo de género, después de haber completado una primera plataforma sobre el tema con 14 talleres, dimos inicio a una segunda con la realización de 6 talleres en otras tantas sedes regionales barzonistas; a saber: Guadalajara, Morelos, Baja California, Zacatecas, Guerrero y Yucatán.

Es sin duda sorprendente y de regocijarnos además, la gran cantidad de propuestas planteadas por las mujeres y todavía no encontramos alguna que no esté provista de sensatez y sobre todo de enorme sentido humano amoroso, tanto que cuesta trabajo pensar cómo es posible que tales ideas puedan quedar fuera de cualesquiera agenda política que se precie de serlo.

Ya propiamente en el trabajo de ordenamiento y quizás priorización de las referidas ideas, podemos señalar a manera de ejemplo, y en las palabras propias de las mujeres, algunas:

 “Más proyectos de trabajo para las mujeres” (Morelos). “Yo quiero que haya trabajos para las mujeres y no solo lo de la casa” (Zacatecas). “Más proyectos que den empleo a las mujeres especialmente a las de la tercera edad” (Morelos). “Mi sueño es que hubiera forma de estudiar y tener una carrera y no depender de nadie para darle a mis hijos lo que necesitan” (Zacatecas). “Que haya seguridad para nuestras familias” (Zacatecas). “Es muy importante la recuperación de la autoestima del pueblo Maya” (Yucatán). “Que se atienda mejor la salud de las mujeres porque en mi comunidad hay clínica pero no hay medicinas y ni un solo médico…” (Zacatecas). “Estoy feliz de estar aquí” (Yucatán).

Sin duda hay una importante presencia del tema económico, por si teníamos duda de la feminización de la pobreza, el cual es planteado por las mujeres como proyectos de trabajo y no solo, dicen, lo de la casa. Cabe entonces que el Barzón Nacional comience a preguntarse ¿cuál ha sido la cobertura alcanzada por los proyectos productivos dirigidos a mujeres y cuáles y cuántos de ellos han sobrevivido?, lo que a su vez permita proyectar las metas en el cercano futuro.

No podían faltar los temas de seguridad, de la ausencia de servicios de salud pública y de cosas tan vitales como el agua potable. Al tiempo que emerge muy lacerantemente la necesidad urgente de trabajar en los cambios de conducta patriarcal como fuente de la mayor parte de las violencias que se ejercen sobre las mujeres puertas adentro de las casas hasta en las calles. Surge aquí un gran campo de trabajo de nuestra organización en la implementación de programas formativos y de convivencia para la felicidad, con los amplios núcleos familiares con los que trabajamos y que hacen nuestra organización.

Mucho por hacer, y para que las cosas caminen dentro de nuestra organización es importante que las mujeres Barzonistas de todo el país presionen insistentemente para ver materializada la “Agenda Política de las Mujeres Barzonistas”

 

Por: Aracely Acosta P.