• Aumento de los precios de los alimentos impiden hacer realidad el derecho a la alimentación.
  • Para la segunda mitad del año, se pronostica mayor incremento en el precio de los alimentos.
  • El poder adquisitivo de la población mexicana ha caído hasta un 17% desde 2009 a la fecha.
  • Exigimos al gobierno atender el alza de los precios de los alimentos básicos. Urge una estrategia que mitigue los daños económicos de las familias mexicanas.

 

La debilidad que registró el peso frente al dólar al inicio del año,  más la liberación de los precios de la gasolina y los energéticos, propiciaron un aumento desmedido de la inflación.

 

Aunque dejaron de crecer los precios de las gasolinas, actualmente son superiores en 22.5%,  de $16.60 pesos el litro en promedio en 2017, en comparación con el precio de 2016 de $13.55 pesos el litro en promedio.

 

El Banco de México ha impuesto un alto costo a la “estabilidad”, una tasa de 7% anual y el ingreso de capitales de alto riesgo, para bajar la inflación. No obstante: A pesar de que el premio de las altas tasas ha logrado “fortalecer” al peso desde su cotización de enero cercana a 22 pesos por dólar, a poco más de 17 pesos por dólar en las últimas semanas. Además de eso, sólo bajarán los precios subsidiados, como la electricidad para zonas cálidas y la inflación seguirá alta, afectando a la población.

 

La inflación anual pasó de 2.54% en junio de 2016, a 6.31% en junio de este año, el mayor nivel desde hace más de 8 años. Como resultado de ello, ha aumentado el porcentaje del gasto que destinan los trabajadores para la compra de alimentos de la canasta básica.

Cabe recordar que, de acuerdo con el INEGI, en su Indicadores Estratégicos de Ocupación y Empleo, el número de trabajadores que ganan menos de dos salarios mínimos creció de 14.8 millones de trabajadores en 2008, a 21.7 millones, en tanto que aquellos que ganan más de dos salarios mínimos pasó de 23.7 millones a 20.0 entre esos mismos años. Sin embargo estas cifras quedan opacadas con la realidad inlfacionaria.

AÑOAUMENTO INFLACIÓN
20123.85 %
20134.63 %
20143.51 %
20152.88 %
20162.60 %
20176.31 %

 

 

 

 

 

 

Lo anterior indica que el poder adquisitivo de la población mexicana ha caído hasta un 17% desde 2009 a la fecha, y en este año con mayor rapidez en comparación con el aumento salarial. (CONEVAL, 2017)

 

Además de que es bien sabido que esta sección de la población destina hasta un 70% de su salario a la compra de alimentos de la Canasta Básica, sin contar aquellos gastos que deben cubrir como: salud, vivienda, agua potable, y la compra de útiles escolares para el nuevo ciclo escolar que inicia en este mes.

 

Lista de precios de algunos alimentos básicos.

Productos20162017VAR %
Bistec de res$135.00$159.6018.22
Leche$16.50$18.009.09
Jitomate$28.00$30.007.14
Pollo entero$52.00$56.007.69
Queso fresco$100.00$136.0036.00
Azúcar$17.50$20.0014.29
Frijol$27.00$30.0011.11
Tortilla$12.50$14.0012.00
Limón$20.00$24.4722.35
Huevo$26.00$32.8026.15
Fuente: Profeco, 2016-2017

 

Hasta ahora, los alimentos que no han disminuido su precio son Bistec de res, leche, jitomate, pollo entero, pechuga de pollo, azúcar, frijol, tortilla y limón.

 

 

En esas circunstancias, aunque el PIB “aumente” más de lo esperado, a una tasa de 2.3% en el primer semestre de 2017, es totalmente insuficiente para atender las necesidades del país y siempre dependiente de decisiones externas. En el mismo sentido, aunque se anuncia que se han generado más de 2 millones de puestos  asegurados permanentes en el IMSS, estos son en peores condiciones, son empleos con percepciones de salarios mínimos que no ayudan a mitigar el daño y las condiciones económicas en las que se encuentra actualmente nuestro país.

 

El gobierno debe tomar cartas en el asunto, ya que el aumento de empleos está siendo opacado por el aumento en la inflación y por consecuencia en los precios de los alimentos de la Canasta Básica que impiden hacer realidad el derecho a la alimentación y nutrición  de la población mexicana.

 

El BARZÓN  NACIONAL