• Los salarios son insuficientes para obtener algunos productos de la canasta básica alimentaria

  • Crimen constitucional el que sufren más de dos millones de mexicanos que no puedan acceder a alimentos.

 

En nuestro país el 46% de la población destina hasta el 80% de sus ingresos para adquirir sus alimentos, sin embargo, el aumento generalizado en los precios de alimentos, productos y servicios ha impactado directamente el poder adquisitivo de los mexicanos quienes cada vez se ven obligados a sacrificar la compra de ciertos alimentos como la carne, la tortilla, el frijol, que son clave en la dieta de las familias mexicanas.

 

En lo que va de este sexenio, muchos los productos de la Canasta Básica y de los que más consume la población mexicana, han sufrido significativos aumentos de precios, impactando en la capacidad adquisitiva de las familias mexicanas, más aun en las que tienen un ingreso de un salario mínimo.

 

A continuación mencionamos algunos productos que han sufrido aumentos durante mayo de 2017: jitomate con un aumento de 32.08%, huevo 18.99%, aguacate 20.24% y aves con 3.28%, sin olvidar el aumento en el precio de la tortilla.

 

El aumento en estos productos viene a sumarse a otros que han sufrido alzas; por ejemplo, el pan bolillo que desde 2015 tenía un precio de $1.20, este año tiene un precio de $2.50 la pieza; el kilo de Carne de res en 2015 tenía un precio de $105.00 el kilo, ahora con un precio de $165.00 el kilo; el litro de leche en $12.50 y ahora en $17.00 pesos el litro, y el kilo de tortilla en 2015 en $11.00 y ahora en $14.00 y en otros estados de la República con precios de hasta $17.00 pesos el kilo.

 

Este aumento en el gasto para el consumo de alimentos en las familias mexicanas está provocando un mayor esfuerzo para obtener los productos básicos para la alimentación y obligándolos a dejar de lado otros gastos como ropa, calzado y actividades recreativas para compensar el gasto alimenticio.


Con una inflación de hasta 6.16% y sin contar con una estrategia del gobierno federal para mitigar los daños permanentes que están causando las constantes alzas de los precios, los mexicanos estamos viviendo una de las peores crisis de precios de los últimos años, agudizando la pobreza alimentaria.

El BARZÓN NACIONAL