EN EL INFORME OFICIAL DE FINANZAS PÚBLICAS 2016 EL GOBIERNO RECONOCE QUE LOS CONTRIBUYENTES HEMOS CUMPLIDO Y PAGADO RELIGIOSAMENTE LOS IMPUESTOS, PERO EL GOBIERNO SIGUE MANEJANDO ABUSIVAMENTE LOS RECURSOS PÚBLICOS.

TAMBIEN SE  ENDEUDA DE MANERA EXCESIVA AL PAÍS Y GOLPEA LAS ACTIVIDADES Y LAS EMPRESAS PRODUCTIVAS.

 

        I.-   EN EL INFORME OFICIAL DE FINANZAS PÚBLICAS 2016 EL GOBIERNO RECONOCE QUE

              OBTUVO MAS DINERO  DE LO ESPERADO

 

  • De acuerdo con el informe correspondiente al cuarto trimestre de 2016, Hacienda recibió ingresos por 686 mil millones de pesos arriba de lo programado, 16.5% más. En total captó 4.84 billones de pesos.
  • Solo de ingresos tributarios captó 308 mil 749 millones de pesos adicionales a los 2.4 billones programados. Por impuestos recibió 2.7 billones de pesos.

 

II.- LA DEUDA PÚBLICA CRECE DE MANERA INCONTROLABLE

 

  • No obstante, el Saldo de la deuda pública federal[1] creció de 8.6 billones de pesos en 2015, a 9.7 billones en 2016, aumentando la carga sobre las futuras generaciones,

 

  • Eso sucedió a pesar de que en 2016 se hicieron dos ajustes preventivos que sumaron 164 mil millones de pesos, de los cuales 100 mill se le quitaron a PEMEX empresa de los mexicanos a la que dejan sin posibilidad de invertir y ofrecer bienes baratos.
  • También se le quitan 27 mil millones de pesos al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, 14 mil millones a Comunicaciones y Transportes, 8 mil 562 a la Secretaría de Salud y 7 mil 205 millones de pesos a Agricultura.
  • Lo cierto es que a pesar de esos ajustes, al final Hacienda gastó 570 mil 884 millones más de los 4.7 billones que habían sido aprobados.
  • Esto refleja la discrecionalidad de Hacienda, de ajustar el gasto que supuestamente obedecía a un ejercicio de planeaciòn, para adecuarlo a sus propuestas ante la pasividad de la mayoría de los legisladores en el Congreso.
  • Hacienda promueve que actividades del gobierno queden sin recursos, para argumentar que se requieren la inversión privada; más negocios.

III.- LAS NUEVAS CARGAS DE PRECIOS Y TARIFAS DE BIENES Y SERVICIOS NO TIENEN JUSTIFICACIÓN.

En un período en que el gobierno  ha impuesto más cargas a los ciudadanos, por medio de aumentos a los precios de los energéticos, en las gasolinas y el diésel, en el gas LP y en la energía eléctrica, se confirma la intención de  los funcionarios del gobierno de Enrique Peña,  de actuar de manera interesada a favor de desmantelar las actividades productivas del Estado, en tanto que “inflan” otros renglones con una gran opacidad.

Seguramente eso lo hacen con el propòsito de justificar los anuncios de nuevas alzas a los precios de los bienes y servicios públicos y de nuevas concesiones de infraestructura, donde los casos de OHL e Higa, entre otras, demuestran cómo es posible hacer buenos negocios en beneficio de unos cuantos, mediante el cobro de tarifas por el uso de servicios que debería proporcionar el gobierno con la recaudación tributaria.

Eso se observa claramente con el abandono, el irresponsable desmantelamiento y/o privatización de las instalaciones de PEMEX y de la CFE a empresarios privados, inversionistas extranjeros y exfuncionarios en una red de intereses corruptos, lo que encarece las gasolinas y la electricidad.

IV.- A PESAR DE TENER MAS DINERO EL GOBIERNO GOLPEA LA ACTIVIDAD PRODUCTIVA Y SE INCREMENTA LA CORRUPCIÓN EN EL GOBIERNO FEDERAL Y EN LOS ESTADOS DEL PAÍS.

El abandono a la construcción de carreteras, a tal grado que del Programa presupuestal correspondiente se ejerció menos de 60% de lo que aprobó la Cámara de Diputados; en general, en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes se ejerció apenas 86% de su presupuesto, mientras se seguía promoviendo las concesiones.

  • Del total aprobado; en la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, sólo aplicaron 88%;
  • En Educación se ejerció 4% más que lo aprobado, pero sólo en el programa Apoyos a centros y organizaciones de educación, que la Secretaría administra con toda opacidad, se ejercieron 17 mil millones de pesos adicionales, ¡1,768% más que lo aprobado!
  • En Economía sólo ejercieron 12.8% del programa de financiamiento a Microempresas, y eso que es una de las “prioridades” de Peña.
  • En Salud, en el Seguro Médico Siglo XXI apenas ejercieron 64.7%
  • En Medio Ambiente y Recursos Naturales dejaron de gastar 32% de lo que se destinó a Infraestructura de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento y no aplicaron 70% de lo aprobado para Conservación y Aprovechamiento Sustentable de la Vida Silvestre y eso que se preocupan por el cambio climático.

 

Como se observa, a pesar de los recursos extraordinarios obtenidos por la Hacienda Pública en 2016, los funcionarios de Enrique Peña Nieto siguen presionando a la sociedad manteniendo los incrementos en bienes y servicios para beneficiar a empresarios y funcionarios corruptos, en tanto que siguen abandinando las funciones que podrían ayudar a fortalecer la economía nacional, también para justificar su privatización.

 

Y mientras, la deuda crece y crece y ya alcanza cerca de 50% del PIB.

 

ES INACEPTABLE QUE EL GOBIERNO SIGA DERROCHANDO LOS RECURSOS QUE LOS CONTRIBUYENTES PAGAMOS CON MUCHOS SACRIFICIOS. LOS MEXICANOS CUMPLIMOS CON EL PAGO DE IMPUESTOS Y EL GOBIERNO SIGUE SAQUEANDO LAS FINANZAS NACIONALES.

 

Alfonso Ramírez Cuéllar

Presidente Nacional El Barzón

[1] El Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, de la SHCP.