Campesinos del Barzón, afuera de la delegación de la SAGARPA.
Campesinos del Barzón, afuera de la delegación de la SAGARPA. Foto: www.puebladigital.net

 

Puebla, Pue.,- En Puebla no existe una  política adecuada, simplemente las autoridades federales y estatales se limitan a regalar fertilizantes, semillas y tractores, lo que se requiere es una política  integral que comprenda la instalación a  nivel nacional de fábricas de fertilizantes, de semillas, maquinaria, capacitación y garantizar la comercialización de la cosecha y acopio, afirmó  Alejando Carvajal  Hidalgo, dirigente estatal del Barzón.

En la toma de las instalaciones de la  delegación SAGARPA en Puebla por campesinos del Barzón para exigir se cumpla con el subsidio al diesel agropecuario, el dirigente indicó que  a nivel nacional se estima que son 10 millones de campesinos, en Puebla suman  aproximadamente un millón, el desempleo es de un 40 por ciento, no existen condiciones para que puedan producir ya que los costos de producción rebasan por mucho el trabajo del campesino, por una tonelada de maíz les pagan  3 mil pesos, no hay  futuro en esta  política agropecuaria.

Lo que pedimos,  señaló, es que se cumpla el acuerdo que se baje el diesel agropecuario a 7.50 pesos, está en 14 pesos, se firmó un acuerdo con Hacienda hace año y medio y  no lo ha cumplido la SAGARPA.

Pedimos, agregó, el análisis de todas las sociedades de riego para que se les bajen los costos de la luz, la tecnificación del campo, no venimos por proyectos productivos, sino por una política agropecuaria diferente.

Precisó que el problema del campo no es de proyectos productivos, sin estructural, de políticas  públicas, reside en la baja de los combustibles, sobre todo en el diesel, las semillas, el fertilizante y mejorar el sistema de comercialización y producción, para eso se requiere una inversión muy grande y un plan a largo plazo.

En México, expuso, un puñado de empresas controlan el  88 por ciento de la comercialización de alimentos del país, su voracidad por las máximas ganancias perjudica a productores y consumidores. Más del  60 por ciento del costo de producción agrícola en México depende de semillas, fertilizantes y plaguicidas que en su mayoría son importados y los que son nacionales se ajustan al precio de los primeros.

El 85 por ciento de las semillas en México están controladas por monopolios como Monsanto, Bayer y Pioneer, las que también dominan el mercado de herbicidas  e insecticidas, y todo lo cotizan en dólares, sea que lo importen o  lo produzcan.

Siete bancos concentran el  79 por ciento de los activos financieros en la nación y ninguno de estos presta a los pequeños productores, sólo  el  25 por ciento de los campesinos han tenido acceso al crédito, proliferan las casas de ahorro.

Informó que el presupuesto federal  para Puebla en el  2017 será de  74 mil  200 millones de pesos, pero al campo se destinarán sólo 390 millones de pesos, se requieren como mínimo 700 millones de pesos para activar al campo poblano.

Fuente original: www.puebladigital.net

Foto: www.puebladigital.net

Foto: www.puebladigital.net