Sin título-1

 

  • CON EL AUMENTO DE LA GASOLINA, CONTINUARÁ EL AUMENTO DE LA INFLACIÓN.

  • SIN IMPORTAR EL CASTIGO A PRODUCTORES Y CONSUMIDORES LA SHCP ESPERA RECAUDAR 300 MIL MILLONES DE PESOS POR EL IEPS DE GASOLINA.

  • DESEMPLEO Y SALARIO MÍNIMO DEFICIENTE, MANTIENEN EN SUPERVIVENCIA A MÁS DEL 50% DE LA POBLACIÓN QUE SE ENCUENTRA EN SITUACIÓN DE POBREZA.

 

Los más afectados productores y consumidores

Los altos precios de los alimentos principalmente los de la canasta básica por mencionar: el limón, papa, manzana, aguacate, huevo, carne roja, carne de puerco, leche, jitomate han presentado precios que van más allá del 50% de su valor promedio, durante los últimos 3 años, lo que deja a los consumidores con pocas o nulas posibilidades de adquisición de alimentos sanos tanto en calidad como en cantidad.

 

Estas variaciones como en caso reciente en el precio nacional del aguacate hass que llegó con un promedio de $85.00 pesos el kilo, en 2014 el caso del precio del limón que llegó a los $40.00 pesos el kilo, el precio del huevo hasta los $50.00 pesos el kilo y desde 2014 a la julio de 2016 la carne roja ($165.00 pesos por kilo)  y la carne de puerco ($130.00 pesos el kilo), en el caso del maíz amarillo y harina de maíz, nuestro país es el principal importador de este grano básico indispensable para la alimentación de más de 53.3 millones de mexicanos en situación de pobreza, dos millones más que en 2012.

 

Como ya lo habíamos mencionado, ante la situación internacional del dólar frente al peso y con mínimas recuperaciones, el costo de las importaciones de insumos para la agricultura van en aumento, tan sólo en este año el costo de producir 10 toneladas de maíz en Sinaloa o Chihuahua el año anterior era un costo de $30,000 pesos por ha, ahora ha aumentado hasta $35,000 pesos por ha en caso de riego, mientras los de temporal están alcanzado producciones que van desde 1 a 2 toneladas máximo por ha a un costo de $9,000 a los $10,000 pesos por ha, en la misma situación se encuentra el frijol, arroz y sorgo.

 

El gobierno federal no sabe qué hacer, pues mientras busca controlar la inflación mediante una política monetaria restrictiva instaurada por el Banco de México; por el otro, su necesidad de captación fiscal lo obliga a incrementar sus ingresos vía el incremento del combustible, y esto provoca inflación. En oposición a tener deuda, el gobierno federal opta, otra vez, por exigirle a los mexicanos que rellene las arcas del presupuesto que el Ejecutivo no ha podido aplicar de una manera eficiente.

 

Al haber un incremento general de los precios, la recaudación fiscal es en dos sentidos: el ingreso directo generado por el incremento del precio en la gasolina y el diesel, y el ingreso emanado del impuesto al valor agregado, pues si suben los precios, la captación absoluta es mayor, aunque se mantenga el 16%.(Ver gráfico 1)

 

Es decir,  sin importar el castigo a productores y consumidores el gobierno busca recaudar 300 mil millones de pesos por el IEPS de gasolina, envés de hacer recortes en el gasto, decide aumentar el precio a la gasolina.

 

Mientras las cifras de desempleo y precios de la canasta básica, van en aumento desde el inicio de este sexenio, observamos en la encuesta nacional de empleo, más de 2.5 millones de jóvenes desempleados lo que disminuye los ingresos familiares. (Ver Graf. 2)

 

Aumento de Inflación anual, BMX 2016.

Julio 2012             3.59

Julio 2013             2.50

Julio 2014             3.25

Julio 2015             2.31

Julio 2016             2.97

 

El Barzón Nacional

Alfonso Ramírez Cuéllar (Dirigente Nacional)

María del Rosario Castro (Observatorio de precios de El Barzón Nacional)

Manuel Ortega (Asesor de El BARZÓN NACIONAL)