abejas

En el estado de Puebla, está en riesgo la producción de miel después que apicultores han denunciado a esta organización la caída del 50 por ciento en la producción, por dos principales factores: la desaparición de las abejas y el daño irreversible que ha generado los pesticidas de la marca Monsanto que se utilizan de manera indiscriminada, en regiones como las de Tepexi de Rodríguez, Sierra Norte, Tecamachalco y otras regiones productoras.

Incluso, la utilización del herbicida Roundup, desarrollado por la empresa transgénica Monsanto y  uno de las más vendidos en el mundo y en Puebla para matar el zacate, produce deformaciones en animales que consumen el pasto regado con este químico, así como cáncer en humanos.

Como organización campesina nos preocupa la situación, y en especial la omisión de las autoridades poblanas. Desde el Barzón Puebla nos pronunciamos por la generación de políticas públicas encaminadas en la conservación de la abeja y la miel, producción que a nivel mundial México ocupa el sexto lugar como productor  y el tercero como exportador.

Los apicultores nos han comentado que miles de insectos no regresan a sus colmenas, o bien muchas colonias mueren de forma intempestiva, afectando de manera directa en la economía local y la generación de empleos.

También está la proliferación de parásitos en las colmenas, como es la vorroa, nosema y el escarabajo.

En el caso concreto del estado de Puebla, la afectación no pasa desapercibida, más de 2 mil  productores se han visto afectado por este fenómeno, ya que con respecto al año anterior, su producción de miel se ha visto mermada en un 50 por ciento.

La situación de la baja producción no sólo afecta a los bolsillos de los apicultores, sino principalmente de los consumidores, al encarecerse el producto.

“La señora Oliveria, productora apícola de la región de Tepexi de Rodríguez y miembro activo de la organización, nos manifestó que hace dos años tenía cerca de 500 colmeneas, pero  para este año solo le quedaron 350”

Nos informó que una de las causas principales es que en los cultivos aledaños a donde se encuentran sus colmenas, usan insecticidas de la marca Monsanto que es muy contaminante, y la utilizan de manera discriminada y sin avisarles.

Por lo que además del daño a sus abejas, matándolas al instante, la producción se pierde o la regresan porque va contaminada.

Por eso exigimos a la Sagarpa, a nivel federal y estatal, se activen mecanismos de emergencia para contrarrestar este fenómeno que pone en riesgo la producción de miel, así como regular y limitar el uso de fertilizantes en regiones productoras.

Con ello estaremos frenando la crisis que se avecina, tal vez la más severa en la industria apícola en el estado.

De acuerdo con datos de la Sagarpa, el consumo per cápita en el país es de una cucharada de miel al año, a pesar de la serie de bondades del líquido en la salud de las personas.

Este efecto del bajo consumo también se debe a los elevados costos de producción y venta, así como a la presencia indiscriminada de alta fructuosa, jarabe que se ofrece al público como sustituto de la miel a precios muy inferiores.

Actualmente, México es uno de los principales productores de miel en el mundo, en países altamente importadores como Alemania, donde el consumo es de seis litros por persona; además de Estados Unidos, Gran Bretaña, Irlanda del Norte, Arabia Saudita y Bélgica.

La producción de miel en México durante el periodo 2000-2008 osciló en torno a las 57 mil toneladas al año, experimentando una tasa media de crecimiento anual de 0.35 por ciento.

El censo rebasa los 43 mil productores, de los cuales alrededor de 35 mil 500 reciben incentivos del Gobierno Federal por alrededor de 191 millones de pesos, en beneficio de un inventario de 2.7 millones de colmenas.

El año pasado, los apicultores del país establecieron un récord al lograr la mayor exportación de miel de abeja de los últimos 25 años, con un volumen de alrededor de 42 mil toneladas y un valor superior a los 155 millones de dólares.Sin embargo, la caída en la producción para este año es alarmante.

La producción nacional promedio en los últimos cinco años es de 57 mil toneladas anuales; en 2015, el estimado fue de 61 mil 881 toneladas, de acuerdo con datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (Siap).

 

Atentamente

Alejandro Carvajal Hidalgo

Líder del Barzón Puebla