CRI9K2xUcAAlRVS

  • EL TPP PROVOCARÁ MAYOR DEPENDENCIA ALIMENTARIA Y LA RUINA DE PEQUEÑOS Y MEDIANOS PRODUCTORES.

  • LOS GRANDES BENEFICIARIOS SON LAS EMPRESAS QUE CONTROLAN EL MERCADO AGROALIMENTARIO EN MÉXICO: “SU KARNE”, LALA Y ALPURA, FEMSA, BIMBO, GRUPO GRUMA.

  • EXIGIMOS UNA CONSULTA Y UN DEBATE CON TODOS LOS SECTORES INVOLUCRADOS EN EL TPP.

  • EXIGIMOS QUE EL SENADO NO ACTÚE COMO OFICIALÍA DE PARTES Y ANALICE EN DETALLE Y RESPONSABLEMENTE ESE ACUERDO.

  • EL BARZÓN NACIONAL RECHAZA TAJANTEMENTE, LOS ACUERDOS SECRETOS QUE LLEVÓ A CABO EL GOBIERNO FEDERAL A FAVOR DE TRASNACIONALES.

El gobierno mexicano está sobre valorando los supuestos beneficios que se conseguirán con la firma del TPP. A 20 años del Tratado de Libre Comercio los resultados han mantenido estancada el crecimiento de la economía con un promedio de 2% anual y en la mayoría de las regiones dicho acuerdo comercial no ha generado ningún crecimiento del empleo y el crecimiento de las exportaciones ha descansado en mano de obra barata y en un aumento de componentes e insumos importados tanto en la agricultura como en las manufacturas.

En la actualidad México tiene firmados 11 Tratados de Libre Comercio con 46 países, 32 Acuerdos para la Promoción y Protección Recíproca de las Inversiones (APPRIs) con 33 países y 9 acuerdos de alcance limitado (Acuerdos de Complementación Económica y Acuerdos de Alcance Parcial) en el marco de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI). Es decir, el problema no es la firma de Tratados si no el abandono en que se encuentra la planta productiva nacional para poder aprovechar la relación comercial con otros países.

Se presume mucho que entraremos en contacto con 700 millones de consumidores. En la actualidad los Tratados ya nos permiten llegar a más de 500 millones de consumidores, sin embargo la debilidad de la planta productiva nacional, la poca inversión en innovación tecnológica y elaboración de patentes agravada por todos los problemas de inseguridad y la existencia de una estructura monopólica y oligopólica  en la mayor parte de los mercados nacionales han impedido que nuestro país llegue a niveles mayores de desarrollo con la firma de tratados comerciales.

El TPP no será ninguna panacea. Por el contrario afectará de manera severa a los productores de leche, arroz, trigo, carne y profundizará la dependencia alimentaria de México además de llevar a la destrucción y a la quiebra a miles de productores y regiones de distintas partes del país.

Al igual que en el TLC el sector agropecuario será uno de los más afectados pues tanto en leche, como en arroz y trigo nuestro país ha sufrido el desplome de su producción y nos ha convertido en un país absolutamente dependiente de las importaciones. El TPP y las condiciones sobre las cuales se realizará la apertura total de la desgravación de aranceles nos llevará a la práctica desaparición de los productores pequeños y medianos que se encuentran aún ligados a estos productos y a estas regiones del país.

En realidad el TPP sólo traerá beneficios para las empresas mexicanas que ya tienen presencia multinacional. Así los únicos favorecidos serán el grupo Visur a partir de la empresa Su Karne, las empresas Lala y Alpura, la empresa Bimbo y el grupo Gruma, pues su crecimiento y presencia internacional se ha logrado a partir de la dominancia de los mercados nacionales y de los grandes apoyos que reciben en material de facilidades fiscales, de financiamientos y de apoyos presupuestales por parte del gobierno Mexicano.

Las repercusiones en el Arroz.

En México sólo quedan 3, 800 productores de arroz y somos dependientes en un 80% de las importaciones para cubrir la demanda nacional. La apertura indiscriminada que se está proyectando en el TPP y los plazos tan cortos para desgravación arancelaria provocará la ruina de todos estos productores y la afectación de estados como Nayarit, Michoacán, Veracruz y Morelos frente a la enorme potencia que tiene Vietnam quien produce 28 millones de toneladas o Japón con 7.9 millones de toneladas frente a las 232 mil que tenemos de producción en México.

En el caso de Trigo.

En estos momentos México padece una dependencia de aproximadamente 70% del consumo de trigo pues sólo tiene capacidad de producir al año 3.6 millones de toneladas frente a la potencia Norte Americana con casi 60 millones de toneladas anuales. Ha sido esta relación tan desventajosa lo que ha llevado prácticamente a desaparecer a los productores nacionales de trigo. Las nuevas ventajas que el TPP dará a Estados Unidos y Canadá  afectarán de manera severa a Sonora, Baja California, Guanajuato, Sinaloa, Chihuahua y Jalisco donde los productores cada día sufren los estragos de la falta de apoyo gubernamental y el crecimiento de los costos de producción.

En el caso de Carne y Leche.

La participación de Nueva Zelanda y la desgravación arancelaria y los plazos tan cortos van a provocar la destrucción de miles de productores, con una dependencia del 49.6% de importaciones de las cuales 90% provenientes de Estados Unidos, 5% de Nueva Zelanda y 1.5% de Canadá.

En el caso de la carne el 87% de las importaciones provienen de Estados Unidos, el 11% de Canadá. EU tiene una producción de 11.05 millones de toneladas en comparación.

En México hay cerca de 1.5 millones de productores de carne, con una producción de 1.8 millones de toneladas siendo los principales estados productores: Veracruz, Jalisco, Chiapas, Sinaloa, Baja California, San Luis Potosí y Michoacán.

El Barzón Nacional condena la secrecía y la clandestinidad con la que se han llevado a cabo las negociaciones y manifiesta su inconformidad porque sólo algunos de los líderes del Consejo nacional Agropecuario y representantes de las grandes empresas agroalimentarias del país hayan  sido tomados en cuenta en las negociaciones comerciales. El gobierno mexicano no debe de firmar los acuerdos finales hasta en tanto no se haya realizado una verdadera consulta con todos los sectores productivos.

El Barzón Nacional convoca a todos los afectados con el proceso de negociación y contenido del TPP a sumar esfuerzos para movilizar a la población mexicana y evitar que se imponga el interés de las grandes corporaciones agroalimentarias  y sobre todo, que los senadores aprueben por la vía rápida un tratado que afectará económica y socialmente a nuestro país.

 

Alfonso Ramírez Cuellar.

Presidente de El Barzón Nacional