• Todo indica que hay una alta dependencia para el suministro de huevo en el mercado nacional.

  • Confome se desvanece la ficción de estabilidad impulsada por el Banco de México, queda claro que la devaluación del peso impacta en el precio de los productos importados.

  • A dos años de que se detectó la gripe aviar, las políticas públicas han sido incapaces de elevar la producción nacional de huevo.

  • Los especuladores vuelven a actuar contra los consumidores mexicanos

De acuerdo con la Unión Nacional de Avicultores (UNA), México tiene un consumo per cápita de 22 kilogramos al año, uno de los más altos a escala mundial. El huevo es uno de los principales alimentos de proteína de origen animal para la población mexicana. Con una población de 118 millones de habitantes, esto significa un consumo nacional cercano a 2.6 millones de toneladas anuales, mientras que la producción del país es de aproximadamente 1.5 millones de toneladas al año, lo que significa un déficit de casi un millón de toneladas.

Llama la atención que a más de dos años del descubrimiento de la fiebre aviar en el país, no se hayan adoptado medidas más eficaces para evitar ese nivel de dependencia sugerido por la UNA. Sobra decir que con la devaluación del peso, cualquier nivel de dependencia impactará negativamente en el poder adquisitivo de los consumidores mexicanos.

En el país, además de Jalisco que participa con cerca de 50% de la producción, los otros mayores productores son: Puebla 15%, Sonora 8%, La Laguna 5%, Yucatán 4 % y Guanajuato 3%.

Después de la detección de la gripe aviar en los altos de Jalisco en 2012, cuando llegó a alcanzar precios de hasta $75.00 pesos por kilogramos en algunas regiones del país, el precio del huevo no ha bajado a los niveles anteriores a la crisis. Lejano está el día en que el precio promedio de huevo blanco en las principales centrales de abasto de México se vendió a $14.00 pesos, en junio del 2012. Sí bajó un poco por la autorización de importaciones y al cierre de ese año ya se comercializaba en $29.40 pesos, lo que significó que se mantuvo 100% arriba con relación al precio de junio de ese año.. Después siguió un período de relativa estabilidad de precios, pero precios altos. El precio mínimo al consumidor no bajó de los $27.50 pesos.

PRODUCTO2012201320142015
PRECIO DE HUEVODe $14.00 a $75.00 Kilo$27.50 Kilo$30.17 Kilo$40.00 KiloEnero-Marzo

Fuente: SNIIM y Profeco.

Ahora, nuevamente se observan presiones para aumentar el precio del huevo. Incluso, en supermercados y establecimientos menores se ha llegado a vender al consumidor hasta en $40.00 pesos el kilo (PROFECO). En los supermercados el paquete de 12 huevos ha registrado precios de hasta $30 pesos. Sin razón aparente se comienza a crear una especulación que hace que en los establecimientos y ventas al consumidor alcancen precios altísimos,

En el pasado, con el fin de estabilizar el precio, las autoridades recurrieron a la importación de huevo, llegando su precio, como lo señalamos, hasta $25.500 pesos por kilogramo al mayoreo.

Ahora, su precio volvió a retomar un nivel ascendente.

En el 2014 el kilo del alimento aumentó 19%, al pasar de $27.50 pesos en el 2013 a $30.17 pesos. Y el precio no baja. Ahora, en la semana del 12 al 17 de enero y al 25 de febrero de 2015, el precio promedio que reportó el SNIIM en las centrales de abasto fue de $30.50 pesos al mayoreo. En particular, en la central de abastos del Distrito Federal fue de $33.00 pesos y en la central de abastos de Ecatepec fue de $32.73 pesos y al consumidor ya llegó a $40.00 pesos el kilogramo.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la inflación nacional acumulada fue de 11.2% en junio del 2012 a diciembre del 2014, mientras que la del huevo creció 47.8%, es decir, casi tres veces más.

Factores que intervienen en el aumento del huevo.

  • Estacionalidad Invernal.
  • Costos de producción (aumento en precios de costos de alimentos avícolas).
  • El precio del dólar.

De acuerdo con el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), con información de granjas de huevo de Chihuahua y Jalisco, los avicultores han tenido que repoblar sus granjas con recursos propios, invertir en infraestructura y vacunar con mayor frecuencia sus aves para evitar rebrotes de influenza, con lo cual la producción se encareció entre 15% y 20%.

Según esa dependencia, el año pasado la influenza aviar afectó estados como Guanajuato, Aguascalientes, Tlaxcala y Puebla; sin embargo, Jalisco fue el que tuvo más impacto, por ser el principal productor del huevo, con más de 50% de la producción nacional.

También informó que en el último trimestre del 2014 realizó campañas de vacunación contra la influenza aviar (virus AH7N3) , las cuales se mantendrían hasta este mes de marzo del 2015, con el propósito de también evaluar el grado de avance en la enfermedad en las granjas del país. Hasta ese entonces se habían aplicado 700 millones de dosis.

El comportamiento del precio de este producto genera incertidumbre en el consumidor, situación que lo induce a comprar el producto a precios muy altos, debido en parte al desconocimiento de factores como diferenciación de precios a nivel región, centro de abasto, presentación, así como marca comercial.

 

 

BARZÓN NACIONAL

Alfonso Ramírez Cuellar

Cel.: 044-5554101607

OBSERVATORIO DE PRECIOS Y PRODUCTOS.

María del Rosario Castro Iniesta.

Alejandro Castillo Morales

Teléfonos: 0155-55126331

04455-63987417

mrci1019@gmail.com