• Existe en México un abasto de huevo suficiente para el consumo nacional.
  • No se justifica que el precio de huevo se encuentre a $40  pesos el kilo.
  • La especulación se aprovecha de la incertidumbre.
  • El campo debe aprovechar la oportunidad de satisfacer la demanda interna y exportar.

El Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), informó que en 2014 la producción nacional de huevo alcanzó los 2 millones 567 mil toneladas, que es un monto suficiente para abastecer la demanda interna, con un consumo promedio anual de 22 kilos por persona.

 

Además, el SIAP también informó que desde el 2012, año en que la crisis aviar se usó como pretexto para elevar los precios, la producción de los primeros bimestres han registrado tasas anuales positivas: de 1.6% en 2013;  5.3% en 2014 y 2.6% en 2015. Es decir, si bien en febrero se alcanza estacionalmente el menor volumen de producción mensual cada año, como se puede observar en la gráfica de producción mensual, lo cierto es que la producción de febrero de 2015 fue superior en 3% a la del mismo mes de 2014, que a su vez fue mayor en 4.5% a la de febrero de 2013; lo que significa que, sí hay una baja estacional de la producción en febrero en relación con los otros meses del mismo año, pero no hay nada relacionado con una caída de la producción respecto a años anteriores.

No obstante, nuevamente se observan presiones para aumentar el precio del huevo; incluso, la PROFECO informa que en supermercados y establecimientos menores se sigue vendiendo a un precio de $40.00 pesos el kilo al consumidor. En los supermercados el paquete de 12 huevos ha registrado precios de hasta $30.00 pesos.

PRODUCTO 2012 2013 2014 2015
PRECIO DE HUEVO De $14.00 a $75.00 Kilo $27.50 Kilo $30.17 Kilo $40.00 Kilo

Enero-Marzo

Fuente: PROFECO

No se tienen datos que permitan suponer que en este momento la producción nacional tiene problemas o no es suficiente para cubrir la demanda interna. Una de las razones que podrían explicar el comportamiento de los precios es la devaluación registrada por el peso –que, por cierto, confirma la insostenibilidad de la estabilidad pregonada por el gobierno y por Banxico-, la cual en el caso del huevo tendría como una de las posibilidades, la de hacer atractivo exportar este producto a un mejor precio que el obtenido en el mercado interno.

En el caso del huevo,  el hecho de que la producción nacional sea suficiente ha sido un factor que ha limitado las importaciones de este producto. De acuerdo con el Sistema de Información Arancelaria Vía Internet, SIAVI, de la Secretaría de Economía, a diciembre de 2014  registraron importaciones a 58,965 toneladas de “Ovoalbúmina” que es la proteína que se obtiene de la yema de huevo y de huevo fresco 202,981  toneladas.

Además, es innegable que las circunstancias de 2012 fueron aprovechadas por el oligopolio del huevo, para aumentar sus ingresos. De hecho, el precio en el mercado interno no bajó de los $27.00 pesos por kilogramo, casi 100% arriba del precio de $14.00 pesos que registró este producto en junio de 2012, cuando se evaluó el impacto de la gripe aviar.

Ahora, aunque se pretendiera promover las importaciones, éstas no serían competitivas porque la debilidad del peso las ha encarecido. En cambio, la oportunidad de exportar se ha vuelto atractiva.

Por ello es que consideramos que parte de la especulación que está impulsando lo precios al alza en el mercado nacional, se debe a que algunos comerciantes podrían estar considerando aumentar sus ingresos, si no exportando, por lo menos presionando para elevar sus precios aprovechando el encarecimiento de las importaciones.

Por otra parte, el atractivo para exportar, sobre todo a Estados Unidos, podría aumentar si aumentan las alertas sobre brotes de gripe aviar en ese país, como sucedió en Oregon, EEUU, en diciembre de 2014, aunque sin motivo para preocupación sanitaria alguna, informó el Departamento de Agricultura (USDA).

 

 

 

 

 

 

En las actuales circunstancias, urge que se adopten medidas para aumentar la producción nacional, aprovechando el potencial de la agricultura de traspatio en los espacios semirurales; ello es  posible no porque Peña, Carstens o Videgaray lo hayan programado, nada de eso. En realidad la devaluación implica un grave golpe a sus sueños de fortaleza económica ficticia y costosa para el país.

Hoy la realidad se ha impuesto y ha demostrado que esa “estabilidad y fortaleza” eran falsas. Debido a la devaluación del peso se encarecerán las importaciones y hay una mayor posibilidad de exportar y mejorar el ingreso de los productores, no sólo de huevo, sino de todos los productos agropecuarios y en general de todos los bienes producidos en México. Hay que aprovechar esta posibilidad en beneficio de los productores y el empleo en México, pero sin que ello signifique un desabasto y encarecimiento desordenado, como se observa en el caso del huevo en el mercado interno.

El Barzón.
Alfonso Ramírez Cuéllar. Presidente. (0445554101607)
Uriel Vargas Guzmán. Secretario de Comunicación. (0445547698907)

Observatorio de Precios.
Alejandro Castillo Morales. Director General. (0445529710669)
Rosario Castro Iniesta. Coordinadora de Estadística. (0445563987419)