MAÍZ TRANSGÉNICO EN MÉXICO Y LAS VIOLACIONES A DERECHOS HUMANOS.

| 19 febrero, 2013 | 0 Comments

Por : Karina Said

1.      INTRODUCCION

 

Si visualizáramos un escenario en donde los campesinos de la sierra de Puebla tuvieran que pagar regalías a una empresa transnacional de agrobiotecnología como  MONSANTO o  DOW AGROSCIENCES por las semillas que estos campesinos utilizan de forma habitual para sembrar el maíz que consumen, que es parte vital de su identidad y su cultura, y que han creado producto de la domesticación que han hecho por siglos; muchos de nosotros creeríamos que esto es parte de una novela de ficción. Lamentablemente no es así, ya que esto está a punto de suceder y no sólo en la sierra de Puebla sino en todos los estados de la República, con la autorización de los permisos otorgados por el Gobierno Federal a través de la Secretaria de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (SAGARPA) a favor de MONSANTO Y DOW AGROSCIENCIES, para la siembra experimental DE MAIZ TRANSGENICO a campo abierto en distintos estados de la República se pone en grave riesgo el derecho a una sana alimentación, así como un gran detrimento ambiental.

Para entender el grave problema que representa la siembra de maíz transgénico en el país, comenzaremos por hablar de una de las empresas dominantes en el ramo de biotecnología, MONSANTO; fue fundada en St. Louis, Missouri por John Francis Queeny en 1901, originalmente como empresa de fabricación de productos químicos; en la década de 1980 y 1990 Monsanto se enfocó en los procesos de modificación genética[1]. En el 2005 Monsanto ya era la mayor empresa semillera del mundo; Monsanto controla el 27% del mercado comercial de semillas y el 90% del mercado de semilla de soja, el proceso de modificación transgénica solo se ha precisado en el maíz, soja y algodón; la principal característica de sus semillas transgénicas es la capacidad de tolerancia a plagas y a herbicidas como ROUNDUP[2], herbicida líder en venta, producido a base de GLISOFATO hecho por la misma empresa, y al que se le han asociado severas enfermedades y malformaciones. Actualmente Monsanto tiene presencia en más 66 países.

¿Por qué organizaciones como Greenpeace se han opuesto a la siembra y consumo de transgénico en el mundo?, o ¿Por qué científicos hablan de los peligros y riesgos para la salud y el ambiente? Desde los mismos comienzos de la utilización del herbicida ROUNDUP, así como del uso de transgénicos, científicos como: Gilles Eric Selarini, Christian Velot, o la periodista  Marie Monique Robin, puntualizan los graves peligros que conlleva la utilización de transgénicos, los Investigadores franceses estudiaron durante dos años a 200 ratas alimentadas con maíz transgénico, observándose tumores, y graves enfermedades estudio en el que se determinó: “Es altamente tóxico y a menudo fatal. Incluso a bajas dosis, se ha demostrado que la alimentación con transgénicos es muy tóxica y fatal en muchas ratas. Tanto es así, que si se tratara de un medicamento debiera ser inmediatamente suspendido su uso a la espera de más investigaciones. Porque son los mismos transgénicos que encontramos en nuestro plato de carne, en los huevos y en la leche”.[3] Gilles-Eric Séralini, primer investigador en llevar a cabo pruebas estadísticas independientes sobre los productos de Monsanto, demostró que el maíz Mon 863 de Monsanto tiene signos de toxicidad hepática y renal en los animales que lo han consumido.[4]

La periodista y ambientalista Marie Monique Robin, a través de un exhaustivo estudio ha publicado varios libros y un documental donde señala las graves violaciones que comete dicha empresa.[5]

Los peligros que se corren en cualquier parte donde se siembren o consuman transgénicos son muy elevados; por ello el permiso para siembra experimental de maíz transgénico en México, así como los dictámenes de bioseguridad que emitió la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) en sentido favorable en las solicitudes de siembra de las transnacionales en biotecnología, constituyen graves riesgos y violaciones a derechos humanos.

La protección a los derechos humanos es fundamental en toda sociedad, los derechos humanos son prerrogativas inherentes al hombre por su sola condición de tal. Para el autor Luis Díaz Muller, los derechos humanos “… son entendidos como aquellos principios inherentes a la dignidad humana que necesita el hombre para alcanzar sus fines como persona y para dar lo mejor de sí a la sociedad, son aquellos reconocimientos mínimos sin los cuales la existencia del individuo o la colectividad carecerían de significado y de fin en sí mismas. Consisten en la satisfacción de las necesidades morales y materiales de la persona humana”.[6] Aunque algunos estudiosos en la materia por fines académicos e históricos han clasificado a los derechos humanos en generaciones, tales como la primera generación: DERECHOS CIVILES Y POLÍTICOS; segunda generación: DERECHOS SOCIALES, CULTURALES Y AMBIENTALES, sabemos que todos los derechos humanos se encuentran en el mismo nivel de importancia, sobrando dichas clasificaciones.

En el trabajo que nos ocupa los derechos violentados con la siembra de maíz transgénico son parte de los derechos humanos llamados DESCA, Derechos, Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales como el Derecho a la Salud, como hemos puntualizado diversos estudios demuestran que el uso y consumo de transgénico trae consigo graves enfermedades tales como el cáncer. También son violentados el derecho a un medio ambiente adecuado y la protección del mismo, derechos culturales, derecho a la soberanía alimentaria de los pueblo, derechos económicos de los campesinos de comercializar y producir sus alimentos con entera libertad; al permitir la siembra a campo abierto se corre grave riesgo de contaminación ambiental por polinización, tal y como lo explican científicos mexicanos en su estudio denominado Organismos vivos modificados en la agricultura mexicana: desarrollo biotecnológico y conservación de la diversidad biológica, en las que concluyen “…el maíz es una especie de polinización cruzada y abierta, y el viento es el principal vector del polen, por lo que está claro que los genes de maíces transgénicos se moverán a las variedades criollas o a parientes silvestres cuando entren en contacto con ellos”. [7]Esto significa un grave riesgo de contaminación a la diversidad de maíces existentes en territorio mexicano, como sabemos tenemos gran variedad de maíces, el maíz dulce, maíz pozalero, maíz ceroso, maíz harinoso, etc., Esto trae consigo una pérdida de biodiversidad, producto de la domesticación que ha hecho nuestros campesinos por siglos, así como una grave violación a los derechos culturales de los pueblos indígenas, el uso de maíz en México es parte de nuestra identidad como país. Y si se llegase a aprobar la siembra comercial de maíz transgénico, tal y como lo está solicitando Monsanto[8], esto sería aún más trágico ya que la transnacional podría cobrar regalías a nuestros campesinos por la contaminación de sus campos, presentando demandas judiciales, por el cobro de sus patentes, dejando al país sin una soberanía alimentaria ya que los campesinos entrarían en un circulo vicioso de solo comprar y consumir la semilla y productos de Monsanto.

 

  1. 2.      LEYES Y TRATADOS VIOLADOS, CON LA SIEMBRA DE MAIZ TRANSGENICO EN MEXICO.

 Con los hechos que se han venido mencionado, el estado mexicano a través de las secretarias responsables, violenta la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados (LBOGM) publicada en el diario oficial de la federación el 18 de marzo del 2005, en la que se establece: Articulo 2. Para cumplir su objeto, este ordenamiento tiene como finalidades: I. Garantizar un nivel adecuado y eficiente de protección de la salud humana, del medio ambiente y la diversidad biológica y de la sanidad animal, vegetal y acuícola, respecto de los efectos adversos que pudiera causarles la realización de actividades con organismos genéticamente modificados;  así como la obligación del estado de aplicar el enfoque de precaución establecido en el Artículo 9: “II. El estado tiene la obligación de garantizar el derecho de toda persona a vivir en un medio ambiente adecuado para su alimentación, salud, desarrollo y bienestar; III. la bioseguridad de los OGMS tiene como objetivo garantizar un nivel adecuado de protección en la esfera de la utilización confinada, la liberación experimental, la liberación en programa piloto, la liberación comercial, la comercialización, la importación y la exportación de dichos organismos resultantes de la biotecnología moderna que puedan tener efectos adversos para la conservación y utilización sustentable del medio ambiente y de la diversidad biológica, así como de la salud humana y de la sanidad animal, vegetal y acuícola. IV. Con el fin de proteger el medio ambiente y la diversidad biológica, el estado mexicano deberá aplicar el enfoque de precaución conforme a sus capacidades, tomando en cuenta los compromisos establecidos en tratados y acuerdos internacionales de los que los estados unidos mexicanos sean parte. Cuando haya peligro de daño grave o irreversible, la falta de certeza científica absoluta no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces en función de los costos para impedir la degradación del medio ambiente y de la diversidad biológica. Dichas medidas se adoptaran de conformidad con las previsiones y los procedimientos administrativos establecidos en esta ley. Así como la obligación del estado mexicano de crear un Régimen de protección especial para los cultivos originarios del país, en particular para el maíz.[9]

A pesar de dicha ley el Estado Mexicano el 18 de marzo de 2005 publicó en el DOF el Reglamento de la LBOGM,  con el cual otorga permisos para siembras experimentales con maíz transgénico, lo cual es completamente ilegal, ya que un simple reglamento no puede estar por arriba de una ley federal de observancia general.

Como sabemos con la reforma constitucional del nueve de junio del dos mil once se elevan a rango constitucional los derechos humanos protegidos por los tratados internacionales ratificados por México, esto es de gran impacto al sistema judicial mexicano, ya que el órgano jurisdiccional tendrá un control de convencionalidad en materia de derechos humanos, por ello tiene obligación de respetar y cumplir lo pactado en los convenios, y tratados internacionales, como el Convenio No. 169 de la Organización Internacional del Trabajo Sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, ratificado por el Estado Mexicano y publicado en el Diario Oficial de la Federación el 3 de agosto de 1990, por lo cual forma parte del marco jurídico nacional y es ley suprema. Este Convenio distingue condiciones sociales, culturales y económicas de las poblaciones indígenas, reconociéndolas como “pueblos con identidad y organización propia, que sostienen una relación especial con las tierras y territorios que tradicionalmente han ocupado, con derechos sobre sus tierras y recursos naturales, y a decidir prioridades en sus procesos de desarrollo, en la medida en que éste afecte sus vidas, creencias, instituciones y bienestar espiritual. Las culturas e identidades indígenas y tribales forman una parte íntegra de sus vidas, sus costumbres y tradiciones, sus instituciones, leyes consuetudinarias, modos de uso de la tierra y formas de organización social”. El Convenio reconoce estas diferencias y busca garantizar que sean respetadas y tenidas en cuenta a la hora de tomar medidas que seguramente tendrán un impacto sobre ellos. Con este convenio el estado mexicano quedo obligado a garantizar y tomar medidas para salvaguardar la integridad de los pueblos, sus bienes, su trabajo, su cultura y su medioambiente, circunstancia que no se cumple al autorizar la siembra de maíz transgénico y poner en riesgo eminente la contaminación de los maíces criollos, violentando a los pueblos indígenas y al pueblo mexicano en su totalidad, por ser parte intrínseca de nuestra cultura y nuestra forma de vida, la utilización del maíz como lo hemos venido haciendo por siglos.

En septiembre de 2003 el estado mexicano ratificó el Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología, en la que se obligó a proteger el medio ambiente de los efectos negativos derivados de la biotecnología moderna (que es la base de la producción de transgénicos), con lo cual sigue sin cumplir su obligación como ratificante.

Como se viene expresando el estado esta violentando los derechos de los mexicanos al no cumplir con las leyes y tratados que protegen el medio ambiente tal y como lo establece el

Convenio de Río de Janeiro sobre la diversidad biológica, en el que se protege el medio ambiente, y el estado se compromete a prevenir las causas de reducción o pérdida significativa de la diversidad biológica, debido a su valor intrínseco y a los valores de sus componentes medioambientales, genéticos, sociales, económicos, científicos, educativos, culturales, recreativos y estéticos. Convenio que el estado ratificó y violenta a no prevenir las causas de destrucción de biodiversidad sino que las fomenta al autorizar negligentemente siembra transgénica que pondría en riesgo toda la biodiversidad del medio ambiente.

¿Qué mecanismos legales tenemos para frenar estas terribles violaciones, y proteger el ambiente, la cultura y la salud, que tenemos como derechos intrínsecos?

3.      MECANISMOS LEGALES

 

En materia de medio ambiente tenemos nuevos mecanismos que prevé la constitución para combatir los abusos por parte de empresas  en la transgresión de los derechos ambientales, tales como las acciones colectivas, al reformarse el artículo 17 Constitucional en el que se incorpora la figura procesal de acciones colectivas, los ciudadanos, los grupos afectados y las organizaciones tendrán las herramientas necesarias para poder demandar  la protección de sus derechos. Con ello podremos demandar ante un juez de distrito la reparación del daño ambiental  generado en las comunidades. Este es un vehículo jurídico perfectible mediante el cual un grupo de personas representadas por uno de sus miembros, protege un derecho o interés que le pertenece a todos, (interés difuso) y la decisión del tribunal protegerá a todos y cada uno de los integrantes del grupo. Las acciones colectivas son un gran avance ya que una comunidad puede demandar a una empresa la reparación del daño y la indemnización de los daños causados al ambiente y que les perjudiquen, si a Monsanto le permiten la siembra comercial en México en cualquier comunidad de la República, la comunidad afectada en un futuro podría presentar una acción colectiva para frenar los daños ambientales generados en su comunidad. Este medio es un gran adelanto respecto a la protección de derechos, si bien es cierto que la reforma quedo limitada solo a materia ambiental, consumidores y usuarios de servicios financieros, lo cierto es que es un gran avance producto del trabajo de organizaciones comprometidas con el reconocimiento de los derechos humanos en México.

Otro mecanismo reformado recientemente es el amparo colectivo, una herramienta que nos sirve para combatir actos u omisiones de autoridad, y leyes generales que afecten los derechos humanos. Entre ellos el derecho a gozar de un medioambiente sano, muchas organizaciones han presentados sus amparos tal como es el caso de Las Comisiones Regionales de Seguimiento en Defensa del Maíz Nativo de Oaxaca, que interpusieron un amparo en contra de la Semarnat, Sagarpa, Inifap, Gobernador del Estado de Oaxaca y Sedafpa.

Muchas organizaciones siguen peleando por un México mejor y más justo, porque son muchos los intereses del estado los que están en juego con la autorización de la siembra comercial del maíz transgénico en nuestro país, no obstante. Este cumulo de intereses y estrategias, no frenarán a organizaciones y ciudadanos comprometidos por un país mejor, y por elevar la calidad de vida de cada uno de los mexicanos,

Este panorama nos demuestra que aún falta mucho por hacer, pero sin duda la entrada de Monsanto a territorio mexicano sería devastador en la biodiversidad del ambiente, en la cultura e identidad de nuestro pueblo y en nuestra propia salud; frenar a Monsanto y a cualquier empresa transnacional de transgénicos debería ser una de las prioridades del estado y de muchas organizaciones. Es urgente una reformar en materia de organismos genéticamente modificados ya que el estado debe tomar medidas que protejan la salud y ambiente del pueblo y cumplir su compromiso y obligación  como estado ratificante en los instrumentos internacionales que ha firmado en materia de Derechos Humanos.

 

 

BIBLIOGRAFIA.

 

Libros.

Díaz Muller, Luis. Manual de Derechos Humanos. Comisión Nacional de Derechos Humanos, México.

Leyes

México. Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados (LBOGM). Publicada en el Diario Oficial de la Federación el 18 de marzo del 2005

Tratados.

Convenio de Río de Janeiro sobre la diversidad biológica. Publicado en el Diario Oficial de la Federación el  27 enero de 1936.

Convenio número 169 de la organización internacional del trabajo sobre pueblos indígenas y tribales en países independientes. Publicado en el Diario Oficial de la Federación el 3 de agosto de 1990.

Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología. Publicado en el Diario Oficial de la Federación el 11 septiembre de 2003.

Páginas web.

http://www.monsanto.com

http://www.revistaciencias.unam.mx/

 

http://www.greenpeace.org/mexico/es/Noticias/2012/Octubre/Monsanto-le-hinca-el-diente-al-maiz-mexicano.

 

Artículos y Documentales.

Gilles-Eric Séralini. Nouvel Observateur. http://tempsreel.nouvelobs.com/ogm-le-scandale/20120918.OBS2686/exclusif-oui-les-ogm-sont-des-poisons.html

INSTITUTE FOR RESPONSIBLE TECHNOLOGY. La ruleta genética: la apuesta de nuestras vidas, documental.

 

 

Marie  Monique Robín.2008. Documental, el mundo según Monsanto  http://www.arte.tv/fr/1912794.html.

 

Comisión Nacional de Ciencia y Tecnología y la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad 1999. Organismos vivos modificados en la agricultura mexicana: desarrollo biotecnológico y conservación de la diversidad biológica, México.

 



[1] Sitio Web Monsanto: www.monsanto.com

[2] N- Fosfometil, glicina, herbicida de amplio espectro, utilizado para eliminar maleza indeseable.

[4]  La ruleta genética: la apuesta de nuestras vidas, documental, del INSTITUTE FOR RESPONSIBLE TECHNOLOGY.

[5] Documental, el mundo según Monsanto http://www.arte.tv/fr/1912794.html AUTOR: Marie  Monique Robin

[6]  Díaz Muller, Luis. Manual de Derechos Humanos. Comisión Nacional de Derechos Humanos, México, 1992, p.53.

[7]  http://www.revistaciencias.unam.mx/

[8] http://www.greenpeace.org/mexico/es/Noticias/2012/Octubre/Monsanto-le-hinca-el-diente-al-maiz-mexicano

[9]  Artículo 2 fracción XI  de la  Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados (LBOGM)

Categoría: Blog, Derechos Humanos, Estados, Puebla, Seguridad Alimetaria

Acerca del Autor ()

Dejar un comentario